Wood, Thomas B. (1844-1922)

Wood, Thomas B. (1844-1922)

Los primeros años

Thomas Bond Wood nació el 17 de marzo de 1844 en Lafayette, Indiana, E.U.A. Sus padres fueron Aaron Wood y Maria Hitt. Murió el 18 de diciembre de 1922 en Tacoma, Washington. Durante esos 78 años encontramos un hombre con múltiples cualidades: inteligente, de visión trascendental, valiente, íntegro, de principio, humilde y con una gran profundidad espiritual. Un hombre que nos desafía a continuar sus sueños: mejor educación para todos los estudiantes, dignidad para todas las personas y libertad de credo.

Cuarenta y tres de sus 78 años vivió y trabajó en América del Sur, veintiún de ellos en Argentina y Uruguay y veintidós en el Perú.

Sin embargo, vamos a considerar en primer lugar, sus primeros años de vida en los Estados Unidos de Norteamérica. Su padre el Reverendo Aaron Wood, fue un destacado pastor metodista, capellán en una cárcel del estado y uno de los fundadores de la DePauw University.

Sus estudios

En 1863, Thomas B. Wood se graduó con honores de la Asbury University en Indiana, con el grado de Licenciado en Filosofía y Letras. Luego viajó a Connecticut para asistir a la Wesleyan University donde él recibió su licencia para predicar en 1864, una Maestría en Filosofía y Letras en 1867. Mientras era un estudiante en la Wesleyan University, Thomas Wood enseñó alemán y los cursos de ciencias naturales y astronomía en la Wesleyan Academy en Wilbraham, Massachusetts, desde 1864 hasta 1867. Después de la graduación, él aceptó el cargo de presidente de la Valparaiso University, Valparaiso, Indiana, hasta 1869.

La vida familiar

Fue durante estos tres años que conoció a Ellen Dow, quien era una colega y además se desempeñaba como directora del departamento de música en la Wesleyan Academy. Thomas Bond Wood y Ellen Dow se casaron el 23 de julio de 1867 e inmediatamente realizaron un viaje a Indiana, su ciudad natal, la cual Ellen nunca había visitado. Vivieron en ese lugar por tres años y además de sus ocupaciones en la universidad, el Reverendo Wood dictó cátedra sobre educación y predicó el evangelio por toda la región. Durante estos tres años nació su hija Elsie Wood un 4 de octubre de 1868.

Su trabajo misionero en Centroamérica y Sudamérica

En México

En el año 1869 fue enviado por la Iglesia Metodista Episcopal a México para reformar la obra metodista. No pudo hacer mucho debido a la fuerte oposición de la iglesia católica romana.

En Argentina y Uruguay

Luego, en 1870 Thomas B. Wood, Ellen Dow Wood y su pequeña hija se embarcaron desde Nueva York hacia Buenos Aires, Argentina. Llegó a la Argentina durante la administración del Presidente, Domingo F. Sarmiento, un amigo de Horace Mann y admirador de la educación pública Americana. Wood ayudó a construir escuelas para el Metodismo y para el gobierno nacional.

Desde 1870 hasta 1877 residieron en Rosario de Santa Fe, Argentina, y aquí nacen dos nuevos miembros de la familia: Amy Ellen Wood el 17 de junio de 1871 y Anges el 10 de abril de 1873. De 1874 a 1877 fue presidente de la junta de examinadores de las escuelas públicas de la ciudad en Rosario, una segunda ciudad en importancia después de Buenos Aires. En1875, fue miembro del Consejo de la ciudad y ayudó a la reforma de las escuelas y persuadieron a la ciudad para prohibir las corridas de toros. Wood rechazó en 1875 una oferta para ser el primer presidente de la Universidad Nacional de Rosario y en 1876 una oferta para la Superintendencia de la instrucción pública de la provincia de Santa Fe. Él aceptó un puesto como profesor de física y astronomía en esa universidad y enseñó allí desde 1875 hasta 1877, y sirvió en el Consejo Escolar Provincial de Santa Fe por dos de esos años. Wood también manejó los asuntos administrativos para el nuevo Observatorio Nacional de Córdoba y fue traductor para el astrónomo, Dr. Benjamín A. Gould.

Además de estas actividades, Wood estudió derecho argentino y fue admitido a la práctica en los tribunales federales en 1875, también, de 1872-1877, fue el Cónsul de los Estados Unidos en Rosario. Si bien, Argentina constitucionalmente toleraba las religiones no católicas, Wood constantemente soportó la hostilidad popular y el abuso.

Además de prestar servicios de teneduría de libros y predicar el evangelio tanto en inglés como en español, el Reverendo Wood dirigió una escuela y por varios años enseñó los cursos de economía política, gobierno constitucional, astronomía y física en el Colegio Nacional de Rosario.

En 1877 la familia Wood se muda a Montevideo, Uruguay, en donde vivieron y trabajaron hasta 1886. Un hijo, Edwin Dow Wood, nació en esta tierra el 17 de abril de 1878 y tres años más tarde, un 7 de diciembre de 1881, Bertha Robinson Wood se unió a la familia Wood. El Reverendo Wood fundó y editó en Montevideo un periódico evangélico con el nombre de “El Evangelista”. Asimismo, fue Superintendente de trabajos metodistas en Paraguay, Uruguay y Argentina. En vista de que las condiciones en las escuelas secundarias no eran favorables para sus niñas mayores, el Reverendo y la Sra. Wood decidieron que ella debía llevarse a los niños a Massachusetts, USA, y así lo hizo. Matriculó a Elsie, Amy y Anges en la Wilbraham Academy y las dejó allí; luego regresó con Edwin y Bertha para estar al lado de su esposo en Uruguay.

En Uruguay, se unió a las fuerzas anticlericales en una lucha exitosa para extender la libertad de prensa para “cultos extranjeros” y establecer el control civil sobre matrimonios, registros de nacimiento y cementerios. También estableció una universidad en Colonia Valdense.

En 1888 la familia Wood regresó a Argentina; en 1889 el Reverendo Wood fundó el Seminario Teológico de Buenos Aires y lo presidió hasta 1891. En ese año, las tres hijas mayores de los Wood regresaron a casa, después de haber culminado sus estudios en la Wilbraham Academy en Massachusetts y fueron acompañadas por la anciana madre del Dr. Wood.

En Brasil y Paraguay

En reconocimiento a sus habilidades y energía, la Junta Episcopal de Misiones Extranjeras de la Iglesia Metodista nombró a Wood como Superintendente de Misiones en América del Sur y lo hizo personalmente responsable del trabajo en Brasil y Paraguay, así como Argentina y Uruguay, durante los años de 1879 a 1887. En el año de 1885, Wood viajó dos veces a Brasil y tuvo entrevistas con el emperador Don Pedro II. El emperador a regañadientes permitió que la Iglesia Metodista Episcopal pudiera operar en Brasil, permitiendo incluso la enseñanza de la religión con biblias protestantes en las escuelas misioneras.

Al año siguiente Wood se dirigió a la Cámara Baja del Congreso de Paraguay y se alegró cuando ese cuerpo reconoció la legalidad de los matrimonios protestantes.

En Perú

En 1891 llegaron noticias de que el Reverendo Francisco Penzotti, pastor de la Iglesia Metodista Episcopal del Callao y vendedor de biblias para la Sociedad Bíblica Americana, que a la vez era su discípulo, había sido capturado y hecho prisionero en la Fortaleza del Real Felipe en el Callao, Perú. El Dr. Wood había estudiado las leyes de los países en los que había trabajado en América del Sur y estuvo convencido que su ayuda sería valiosa. Sin embargo, dudó en un primer momento para llevar a su familia al Perú por motivos de la salud de su esposa, de su madre anciana y de sus hijos. Por su parte, la Sra. Wood insistió que estas consideraciones no debían limitarlo para realizar lo que sentía que era su deber. Por esta razón dejaron Argentina y viajaron en un buque de vapor al Callao, Perú -un largo viaje por la punta de América del Sur- según una carta del Dr. Wood fechada el 5 de octubre de 1891. El Dr. Wood y su familia llegaron al Callao el 24 de Agosto.

La libertad del Reverendo Francisco Penzotti, que se dio el 28 de Marzo, es una historia aparte, no obstante basta decir que el Dr. Wood y el Reverendo Penzotti trabajaron juntos durante varios años en la Iglesia Metodista Episcopal del Callao, antes de que la familia Penzotti regresara a Argentina.

Para el 9 setiembre de 1891, el Rev. Wood preside la 2da. Conferencia Trimestral de la Iglesia como Superintendente.

El 15 de Setiembre, funda el Callao High School (Colegio América del Callao).

Para el 22 de setiembre de 1891, el Dr. Wood ya había planificado un sistema escolar con varias escuelas primarias incluidas en una escuela secundaria central. Asimismo, había enviado a la sucursal metodista en Nueva York un cálculo sobre la ayuda financiera necesaria para llevar a cabo sus planes al año siguiente. Finaliza su carta diciendo: “Pero si nuestros cálculos son permitidos y podemos tener conocimiento de ello a tiempo para obtener una garantía total; en otras palabras, seguridad para nuestros planes, por consiguiente, mi fe se fortalece y mis esperanzas se engrandecen no solamente por el trabajo de la escuela sino también por la unión plena de esfuerzos que nos propondremos; y las posibilidades en este campo considerando en su amplio alcance aparece por un lado como los Andes que limitan nuestros horizontes y por el otro se extiende como el mar que nos rodea”.

El 5 de Octubre se realiza la Reunión Ordinaria de la Comisión de Ecónomos, donde se resuelve elevar una solicitud al Congreso Nacional, pidiendo la libertad de Cultos.

El 18 de Octubre, la Congregación en pleno se reúne para resolver adherirse a la solicitud para la libertad de Cultos.

Para el 19 de Octubre, el Rev. Thomas Wood lleva la solicitud por la libertad de Cultos a la Cámara de Diputados, entregándola en manos de su Presidente Dr. Mariano N. Valcárcel.

El 27 de Enero de 1892 se abre una Obra en Lima, siendo la segunda Iglesia Metodista Episcopal del Perú.

En Abril de 1893 se organiza el grupo de varones de la iglesia. Thomas Wood funda un Instituto Bíblico en el Callao, para la preparación de obreros nacionales para el ministerio cristiano.

Una nota histórica, encontrada en el prospecto para 1894, comienza así: “El Sistema de Escuelas referidas a este prospecto se inició con una Escuela Primaria conducida en español y abierta a solicitud de la comunidad protestante de habla hispana del Callao. Se crearon dos escuelas más en 1892, conducidas en inglés, una para varones y la otra para mujeres, ambas incluían primaria y grados intermedios y se abrió a solicitud de la Iglesia y del Comité de Escuelas de la comunidad protestante de habla hispana del Callao. En 1893 el grado de instrucción logró la categoría de secundaria y dos escuelas primarias se sumaron al sistema, una para la escuela española y la otra para la inglesa. En 1894 el sistema se extendió mucho más, se abrieron dos nuevas escuelas matutinas y una escuela nocturna con un nivel de instrucción más elevado y desarrollado que antes”.

En el mismo prospecto de 1894, el Dr. Thomas B. Wood figura como el Director General de todas las escuelas y tenía la supervisión especial de los departamentos de varones. Elsie Wood era Regente de todas las escuelas y tenía la supervisión especial de los departamentos de mujeres y Amy E. Wood era Directora de los departamentos de Primaria con la supervisión especial de los estudios de dibujo y de arte en todos los departamentos. Hubo siete escuelas y 21 profesores nombrados. Todo ello representaba una obra formidable en menos de tres años.

Durante estos años el Dr. Wood también predicaba, convocaba reuniones de oración, conducía las escuelas dominicales y dirigía las clases de entrenamiento para los trabajadores. Asimismo, trabajaba en defensa de los derechos públicos. Una carta de 1892 indica que el Dr. Wood influenció para lograr que las personas no católicas consiguieran el derecho de entierro en cementerios públicos.

El Dr. Wood, y otros misioneros que trabajaron después en el Perú, tuvieron que sufrir del mismo modo que Penzotti la insistente persecución de la iglesia romana. Él estuvo en prisión varias veces, pero continuó con su obra aun arriesgando su vida.

Durante sus años en América del Sur, el Dr. Wood trabajó para conseguir que se promulgaran leyes sobre el matrimonio civil, de modo que los no católicos pudieran ser casados por vía legal, puesto que en ese entonces únicamente eran considerados los matrimonios consagrados por la iglesia Católica. Thomas Wood ya había sido testigo de la promulgación de leyes sobre el matrimonio civil en Paraguay, Uruguay y Argentina. Ahora, la legalización del matrimonio de su hija Amy Ellen Wood con Frederick A. Hazeltine fue el resultado de un proceso que duró tres años y terminó con la promulgación de una ley para el matrimonio civil peruano; el cual se aplicó para todos aquellos que no eran miembros de la iglesia Católica y deseaban contraer matrimonio.

Desde 1891 hasta 1905 el Reverendo Thomas B. Wood fue Superintendente del Distrito de Lima de la Iglesia Metodista. Esta labor comprendió la supervisión de trabajos en el Perú, Ecuador y Bolivia.

La siguiente declaración se encuentra en el catálogo de 1896 y en el Prospecto de 1897: “Los departamentos I y II tienen licencia para ejercer el nivel secundario, de conformidad con las leyes del Perú con el nombre oficial de Callao High School, según lo estipula el art. 195, inciso 2, de las Regulaciones Generales para la Instrucción Pública”. Ahora, los alumnos graduados ya cubrían los requisitos para presentarse a las universidades peruanas o a las universidades en países de habla inglesa.

En 1896 hubo dos graduados; Paul Penzotti y Edwin Dow Wood. Al año siguiente (1897) se graduaron tres alumnas: Winifred Armstrong, Julia B Carling y Bertha R. Wood.

Después de seis años de grandes dificultades, Thomas B. Wood vio por fin su sueño hecho realidad, una educación de calidad tanto para varones como para mujeres.

Elsie Wood fue la asistente principal de su padre en la dirección de las escuelas del Callao desde 1891 hasta inicios de 1900. En 1906, Elsie Wood y una educadora peruana, Elvira García y García, solicitaron un permiso al Ministerio de Educación para abrir un colegio secundario para mujeres. Esta historia se puede encontrar en los anales del Lima High School, en la actualidad conocido con el nombre de Colegio María Alvarado.

En marzo de 1899, El Dr. Wood llega a ser presidente del Colegio de Comercio de Lima, el primero de este tipo en el Perú. Seis años después participó en la fundación del Seminario Teológico de Lima y fue su presidente.

Durante los años de 1907 hasta 1912, el Dr. Wood se desempeñó como pastor de la iglesia inglesa, presidente del Seminario Teológico de Lima y Superintendente de las escuelas metodistas de Lima y Callao.

En Ecuador

En Ecuador en 1892, cuatro colportores distribuyen Biblias y literatura ampliamente en el puerto liberal de Guayaquil. Con la libertad de Penzotti en Perú, Wood esperaba resultados similares en Ecuador. En Guayaquil, la fama de Penzotti la había precedido y las autoridades manejaron su llegada con mucho cuidado. Los funcionarios de aduanas confiscaron la mayoría de las biblias y libros de himnos por considerarlos literatura inmoral, pero permitieron a Penzotti tomar unos pocos en su equipaje personal. Estos se vendieron tan pronto como se pudo. Penzotti predicó durante varios días y establecido el núcleo de una iglesia en Guayaquil. estos nuevos seguidores le dieron una despedida pública cuando él continuó su recorrido por el distrito noroccidental. Este pequeño éxito fue la primera victoria del metodismo en un país que se llamaba “el más católico del mundo”

En 1886 Penzotti y el reverendo Andrew M. Milne, no habían podido pasar las biblias por el control de los funcionarios de aduanas, y sólo lograron una salida precipitada y salvar libros del fuego y de ellos mismos de estar en la cárcel. En 1889 y 1890, el ecuatoriano Zoilo Irigoyen escapó de prisión al tratar de vender literatura protestante en Guayaquil.

En 1893 Wood mismo viajó al puerto de Guayaquil, poco acogedor, para tomar el pulso de las personas. Mientras estuvo allí, él discretamente celebró servicios privados y bautizó un niño sin ninguna interferencia. Penzotti regresó en una visita tranquila en 1894, pero Wood concluyó que a pesar de que los ecuatorianos tenían hambre por el mensaje evangélico, una misión permanente no podía sostenerse.

Durante la revolución liberal de Eloy Alfaro, las esperanzas aumentaron en la familia Wood. La señora Wood escribió a Antonio Viteri, un predicador ecuatoriano en el exilio en Argentina, “Parece que se acerca el día cuando se puede entrar a Ecuador. A veces nos imaginamos que podemos ver los rayos de luz de esa dirección, pero lamentablemente, se pone más oscuro que nunca. “Anticipándose a la victoria, Wood dispuso la transferencia de Viteri al Distrito del Perú. Aseguró que Viteri entre en contacto con Alfaro para que el metodismo llegara a Guayaquil, tan pronto como la victoria se completara. Wood informó a la Sociedad Misionera que estaba en “contacto permanente con uno de los miembros del gabinete de Alfaro” y estuvo “atento a las indicaciones de la providencia para planificar la forma más inteligente posible para añadir una nación más al metodismo americano” En un cuarto de siglo de trabajo misionero en América del Sur, Wood había logrado muchas primicias. Él había sido el primero en: organizar en América Latina la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales; publicar en español una revista semanal evangélica; lograr una carta de un Gobierno de América Latina que autorice a una escuela protestante otorgar el título de licenciatura (en Colonia Valdense); fotografiar la luna; y predicar un sermón protestante en la Amazonía. Ahora que el primer presidente liberal del Ecuador ha inaugurado una política de tolerancia religiosa, Wood quería que el Metodismo liderara a todas las otras denominaciones.

Muy poco después de la victoria de Alfaro en 1895, los superiores de Wood le ordenaron permanecer fuera de Ecuador debido a que ya tenía bastante trabajo por realizar en Perú. Para Wood, la victoria de Alfaro era un “signo providencial” Acompañado por el veterano Milne, llegó a Guayaquil a mediados de noviembre de 1899 y visitaron al Cónsul General De León y Fritz, junto con Irigoyen y Viteri. De León y Fritz había elaborado un plan para animar a los ecuatorianos la construcción de escuelas de inglés en las ciudades. Además, quería satisfacer el “deseo universal” de los ecuatorianos a aprender Inglés. Consiguió dinero para las escuelas en otras cinco ciudades. Fritz creía que el protestantismo tenía que ser una parte esencial del plan de estudios si Ecuador quería modernizarse. Wood, que había trabajado durante casi treinta años con escuelas de habla española de cuatro países de América del Sur, creía que el plan era bueno. Una vez en la capital, Wood y Milne se reunieron en Antay y comenzaron a predicar en Español y en Inglés. Ellos no provocaron ningún disturbio, pero de alguna manera atrajeron la atención del gabinete de Alfaro. Finalmente, Wood firmó un contrato el 22 de Diciembre de 1899, para establecer un sistema de Escuela Normal en Ecuador. Wood actuó como un agente no asalariado de la República de Ecuador, para reclutar profesores de Chile y los Estados Unidos. Ecuador pagaría todos sus gastos de viaje en tres cuotas. Wood se reunió con el ministro Peralta, después de saludar a Wood, Peralta le dijo que los profesores de Chile estaban en camino y que el gobierno abriría las escuelas tan pronto como sea posible. Entonces Wood le dijo, “Permítame ver al Presidente!” el ministro Peralta lo llevó directamente hacia la reunión de Gabinete. Todos al ver a Wood, se levantaron para saludarlo. Alfaro le dio la mano cordialmente. De esa manera Wood había completado su tarea de establecer las Escuelas Normales en Ecuador.

La partida

En 1912 Thomas B. Wood y Ellen Dow Wood solicitan una licencia para dejar el Perú; durante los 43 años al servicio de América del Sur ésta era la primera vez que lo hacían. Ambos se encontraban muy cansados y necesitaban mucho reposo; sin embargo, esperaban con ansias regresar al Perú en 1915. Su sueño era recaudar fondos con el fin de comprar un terreno y construir una iglesia y también la escuela comercial de Lima. Asimismo, había traducido el Evangelio de Lucas y parte del Nuevo Testamento en quechua, quedando pendiente el resto del Nuevo testamento, sueño que no llegó a realizarlo.

La pareja Wood se retiró en abril de 1913 y se fue a vivir a Tacoma, Washington, con su hija mayor Elsie Wood y su esposo Robert Schofield. Muy cerca de ellos vivía Bertha Wood Robbins. Thomas B. Wood y Ellen Dow Wood disfrutaban estando cerca de sus hijos y nietos, pero siempre extrañaban su trabajo y a sus amigos en América del Sur. El Dr. Wood continuó haciendo su vida normal hasta cinco años antes de su muerte el 18 de diciembre de 1922. Ellen Dow Wood vivió unos tres años más aparentemente en perfecta salud, luego el 7 de febrero de 1926, después de padecer unas pocas horas de una enfermedad que la aquejaba, se reunió con su esposo.

Por: Rev. Lic. Jorge Bravo C., de su página web personal, http://www.angelfire.com/pe/jorgebravo/wood.htm, con su autorización.

Fuentes de Información:

  • Archivos de la Universidad De Pauw, Indiana, EUA.
  • Actas de la Iglesia Metodista del Callao, 1891-1914.
  • El Establecimiento del Cristianismo Evangélico en el Perú 1822-1900, Wenceslao Oscar Bahamonde, Iglesia Metodista, Lima, 2003, pp. 150-171
  • Gringo in the Andes: Thomas B. Wood and the Normal School System in Ecuador, by Paul E. Kuhl, July 01, 1978, Commission on Archives and History, The United Methodist Church, P.O. Box 488, Lake Junaluska, North Carolina 28745, USA.
  • Revista Centenario del Colegio América del Callao, Callao, 1991.